Las ácidas

Las pilas ácidas (de carbón y óxido de zinc) no contaminan la tierra ni el agua. Estas son las más baratas y menos eficientes, pero no contaminan dentro de su medida.

La presencia excesiva de zinc en el agua o los alimentos es tóxica y hasta puede causar la muerte. Pero la falta de Zn impide la producción de insulina, de las vitaminas B y la hormona sexual masculina. La ausencia total de Zn provoca diabetes y abre las puertas para la intoxicación con Cadmio. El Zn es biocatalizador de todas las plantas, favorece el crecimiento de animales y la respiración del tejido celular. Hay un 0,03 % Zn en la materia vegetal y la carne.

A principio del siglo XX se tomaba agua del techo de Zn (oxidado), se usaban baldes, recipientes para leche y fuentones de Zn o chapa galvanizada. El crecimiento de casos de diabetes es inversamente proporcional a la presencia de utensilios de Zn.

No confundir la contaminación de óxido de Zn con el Cd, el mercurio  o la contaminación nuclear.

Las alcalinas

Las pilas alcalinas, de dióxido de Manganeso y Zinc no son lo más contaminante que hay. Ya hablamos de Zn.

El Mn (manganeso) en el reino vegetal favorece el crecimiento de bacterias útiles y plantas, actúa en la oxidación y reducción en el tejido celular, en la síntesis de la proteína y la maduración de la fruta. En los animales es catalizador importante del crecimiento y la formación de huevos, mantiene sano el funcionamiento de las glándulas sexuales y mamarias, favorece la función intelectual.

Hay 0,005 % de Mn en vegetales y animales.

El Zn es un metal dócil con las plantas, es decir: las raíces toman lo que necesitan por más que abunde o haya de sobra en el suelo, no así el Mn que contamina a las plantas poniendo amarillo el borde de las hojas o manchas alquitranadas en los cítricos.

Son recargables

No obstante es posible reciclarlas en la casa o en lugares especializados que pueden recibirlas y venderlas nuevamente ya que dan un servicio similar al de las nuevas.

Para llevar esto a la práctica hay tres pasos a seguir:

a- preciclaje

b- recarga de pilas

c- confinamiento de pilas viejas y las que no toman la carga

a-  Preciclaje

Cuando un aparato a pilas deja de funcionar retiramos todas sus pilas cuando en realidad, de cuatro pilas hay una, dos o tres que todavía sirven.

Para preciclar necesitamos un medidor de pilas. Algunas marcas ofrecen un medidor que viene con la caja o incorporado en la misma pila. Pero es mejor y más rápido hacer uno con una pinza para hielo a la que le hacemos un agujero en uno de los extremos para alojar una lámpara de 1,5 V. Las que tienen luz blanca vuelve al servicio mientras que las de luz amarilla o roja van a la recarga

b-  Recarga

En la recarga de pilas hay que tomar algunos recaudos que no hacen falta con las baterías de Ni Cd, porque la curva de carga es diferente.

Las baterías Ni Cd se cargan rápido hasta que se acercan a 1,2 V y luego cada vez más lentamente y no se pasan de 1,2 V, aún cuando los cargadores tienen más de 3 V. Las pilas en cambio en vez de curva tienen una recta de carga hasta llegar a 1,9 V y a partir de entonces revientan.

Partamos de la idea de que pilas y baterías no se descargan ni se cargan a igual velocidad. Si ponemos a cargar en serie dos baterías Ni Cd se llenará una antes que otra hasta que una de ellas se aproxime a 1,2 V, entonces espera a la otra sin pasarse de la tensión.

Si ponemos a cargar dos pilas en serie, una explota cuando la otra todavía está en 0,8 ó 0,9 V. De modo que las pilas no se pueden cargar en serie. Para cargar pilas hay que controlar la corriente entre 50 y 100 mA, la tensión entre 1,8 y 2 V, y en forma individual.

Hay un cargador que se consigue en el comercio que carga a cada una en forma independiente: se llama “Cargador Universal de Baterías Ni Cd”, es el único capaz de cargar una sola batería. A éste hay que hacerle una pequeña modificación para recargar pilas: hay que soldarle un LED en paralelo con cada cargador de batería. El LED protege porque cuando llega la tensión a 1.6 V enciende, haciendo pasar la corriente por él y de paso avisa que esa pila ya se puede retirar.

De un lote de 100 pilas ácidas se pueden preciclar 20 y recargar 5. De 100 pilas alcalinas se preciclan 40 y de las 60 restantes se recarga la mitad. Quedan 30 con las que no sabemos qué hacer. Pero vamos a dejar de comprar 70 y algunas se pueden recargar indefinida cantidad de veces. Algunos hablan de otras soluciones como calentarlas o conjerlarlas pero esa recarga dura menos que la de la pila nueva y cada calentada dura menos. La pilas que se cargan rápido no sirven y pasan a confinamiento

Cargador universal para baterías de Ni Cd

Las pilas sucias

La fama de contaminante recae sobre todas las pilas cuando en realidad el Zn, el Mn ni la Ag contaminan. Las que contaminan son sustancias como Ni, Cd, Hg y Pb. Son las baterías recargables y las baterías de auto. De estas últimas son las peroes en calidad y cantidad, no hay cifras de cuántos litros de agua contamina cada batería de 65 Ah, que es la más numerosa que hay y todas algún día saldrán de servicio.

Ya no hay pilas de reloj contaminantes, las hay de óxido de plata, las hay de zinc-aire, estas son inocuas, sólo contaminan las de óxido de mercurio que ya no se consiguen.

El gobierno puede resolver el problema más grande, que es el de las baterías de auto, para eso debe exigir que éstas sean alcalinas: de hierro e hidróxido de sodio. Y el segundo problema que es el de las pilas de mercurio, informando a las población para que eviten comprarlas e incluso prohibiéndolas.

c- Confinamiento

Sólo hay que confinar las baterías de Ni-Cd y las pilas de mercurio. Para ese fin adjuntamos un modelo de repositorio que ha puesto en Internet la municipalidad de Gral Roca, Pcia. de Río Negro. Para la estabilización de las pilas se recomienda:

Plomo Sulfato de sodio Hidróxido de calcio (cal)
Acido sulfúrico Hidróxido de sodio (soda)
Cadmio Carbonato de sodio
Mercurio Sulfato de sodio Sulfato de calcio (yeso)

  1. Contrapiso de pendiente
  2. Terreno natural compactado
  3. Hormigón de limpieza
  4. Polietileno de 200 migrones
  5. Pared de hormigón armado
  6. Membrana de polietileno de alta densidad
  7. Bolsas con pilas estabilizada en masa de hormigón
Antonio Urdiales Cano
Permacultor dedicado al diseño, enseñanza e investigación de permacultura desde 1997. Técnico Mecánico, Metalúrgico desde los 11 años. Mas de 35 años haciendo aparatos, máquinas y proyectos que funcionan bien.

One Comment

  1. Maria del Carmen Ugarte

    Que bueno haberte conocido! Espero verte en La Opera este domingo.Me gustaria que me trajeras una sidra hecha por ti.Te la pago por supus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *