Señor humano:——————————————Florida Buenos Aires 03-11-2001

El motivo de esta carta es avisarle que a su planta favorita la vamos a podar esta noche. De tal manera que mañana le va a costar encontrarla.

Nosotras nos comunicamos con sabores. Su jardín está escrito en sabores. Allí hemos leído que hace quince lunas vino de lejos un hormiguero a podar a la glicina y usted las envenenó.

Después de esta poda, la glicina brotó con un vigor nuevo y floreció como nunca, pero usted no tiene el olor de hacerse dado cuenta del beneficio que le hicieron nuestras colegas. Nadie sabe como nosotras cómo hay que podar y porqué, sabemos el día, la hora y la forma adecuada. Si la podamos toda o parte o los pimpollos o los brotes eso depende del olor que pone la planta. A veces la plata necesita una poda y nosotras no. Por eso dejamos todo tirado.

Los hombres ponen trampas en los árboles para que no subamos a cumplir nuestra misión, y luego los mutilan, los descuartizan con sierras mecánicas, en momentos en que no necesitan poda alguna. Los hombres no ven lo que tienen delante de los ojos. No ven cómo se embellecen y se curan los árboles con nuestras podas, cómo entristecen y se enferman los jazmines cuando nos matan, cuanto olor tienen las frutas y las rosas con nuestras podas. No se dan cuenta de que los insectos nos temen y donde está nuestro olor no se atreven a acercarse.

Los árboles se ahuecan y se quiebran porque los podan los hombres

Un día usted tenía olor de que estaba pensando ¡qué lindo sería comunicarse con otras especies! Una exploradora sintió ese olor y subió a su mano comunicándole sabores. Usted la tiró y la pisoteó, lo sabemos porque eso está escrito en el suelo.

Nosotras, en este momento, no necesitamos las hojas de su planta favorita, pero ella sí nos necesita, nos ha ido a buscar con un olor especial, y cuando sentimos ese olor no podemos contenernos. Para eso estamos en el Mundo, para podar.

Sabemos que eso nos puede costar la vida. Pero aunque usted no lo entienda. Es más fuerte el llamado de su planta favorita que el instinto de vivir y la vamos a podar

Muchas gracias y hasta nunca…..

O hasta la próxima.

Eso depende de usted.

Una hormiga.

______________________________________________________

Del Libro MIS AMIGOS LOS BICHOS: https://permacultura.com.ar/producto/bichos-amigos/

La hormiga podadora:
No hay cosa que preocupe más odio en una huerta que esta clase de hormiga y que provoque más violencia química en el hombre, Veamos qué dice una de ellas: La carta anterior es una nota que me pidieron para la revista de septiembre de 1998 de la Escuela Nº 9 de Vicente López, donde daba un taller de Huerta.

Cómo atraer hormigas?
Raras veces se mudan. Lo normal es que se establezcan en un lugar en noviembre después de aparearse.

En octubre o noviembre (aquí en el Sur) A las hormigas cuando se enamoran les crecen alas (poesía literal) a las reinas y a los machos. Aparecen como hormigas voladoras de todas las clases que hay. Las alas son para no copular entre hormigas del mismo hormiguero. Las reinas copulan con unos 1.000 ó 2.000 machos y para envidia de unas cuantas mujeres, no quedan preñadas, quedan “llenas”, Las reinas tienen un tanquecito para esperma que se lo llenan y le debe durar para todo el año. A medida que van poniendo los óvulos (no huevos) los van fecundando afuera de su cuerpo. Si usted ve una pared cubierta de hormigas no se preocupe porque no ensucian. Todos los machos van a morir en el día y en otro lado.

La reina. Ni bien está llena va a buscar el lugar apropiado para su hormiguero y ese mismo día suelta sus alas y comienza a escarbar, Se puede capturar alguna reina, llevarla en una caja de fósforos a nuestra huerta. Las reinas tienen el mismo aspecto que los machos y las comunes (rojas, pastoras, podadoras), salvo el abdomen, que es más grande. Para saber si están llenas es fácil: al atardecer no hay machos vivos ni reinas vacías. Si las capturamos al ocaso o de de noche, ya lo están, y si todavía tienen alas es porque aún no han encontrado su lugar en el Mundo. Si la reina detecta en ti una energía amorosa se va a dejar capturar con facilidad.

Esto lo hice dos veces. En la primera tuve éxito en una huerta, en la segunda en un techo vivo pero al parecer no le gustó porque no la vi más.

Hormigas en guerra.

En el video que acabamos de ver figuran unos diez tipos de relaciones simbióticas entre plantas y hormigas, incluso un caso en que las hormigas fabrican compost con hojas masticadas y sus excrementos y luego ponen allí, en una planta epífita que no va atener otro alimento que ese compost, Las hormigas cumplen funciones importantes en los montes y bosques. En las vistas aéreas de lugares salvajes se observan formaciones de árboles o arbustos como islas, aproximadamente circulares y aproximadamente en el centro se encuentra siempre un gran hormiguero. Las huertas con hormigas carecen de toda plaga, Las tipas, en la punta de sus hojas más altas, forman algo así como un grano de arroz lleno de agua edulcorada. Para conseguir que las hormigas las patrullas de hormigas las recorran hasta arriba. siempre hay un hormiguero junto a una tipa. Si te caen gotas eso se debe a la ausencia de un gran hormiguero abajo.

Psicología de la hormiga.

Si hablamos de los insectos, distinguimos tres psicologías distintas: Una los bichos que piensan como corderos. Entre ellos orugas, chinches, polillas. Otra la psicología de los que se comportan como lobos. Entre ellos arañas, avispas y también las hormigas en paz. Hay una tercera categoría que es la hormiga en guerra que forma ejércitos y actúa momo tal. A parte de la hormiga no hay una especie que haga la guerra colectiva, no hay una especie que ataque si no es para comer o para defenderse. Las hormigas planifican sus ataques y saqueos como si fueran ejércitos y actúan estrictamente según lo planeado. Construyen dos clases de hormiguerso. pequeños hormigueros especiales para la paz con la huerta y hormigueros gigantes con muchas entradas para la guerra, las reinas ponen huevos para la paz o para la guerra y si están en guerra ponen 10 veces más y comen 10 veces más. Es la única especie en el Planeta capaz de hacerle la guerra al hombre.

Con respecto a su relación con el hombre no todo es positivo, si bien, normalmente la conducta de las hormigas es pacífica, otras veces son agresivas. Las hormigas son guerreras por naturaleza y cuando se les declara la guerra atacan contra el horticultor o el jardinero. Cuando dos hormigueros pelean. Pelean hasta la última, se descuartizan unas a otras, y si un pedazo de hormiga detecta una enemiga se le prende de inmediato

No les declare la guerra.

Cuando llegamos a un lugar, seguramente hay caminos de hormigas que terminan en una planta que es de ellas. Si no tocamos esa planta no hay guerra; podemos cultivar arriba del hormiguero y de los caminos y las hormigas van a seguir haciendo su vida sin molestar. La declaración de guerra puede ser cortar las plantas de ellas, abrir el hormiguero o usar venenos aunque sea para otros insectos.

Las hormigas en guerra destruyen y se reproducen rápidamente. Aparecen hormigueros por todos lados, son un solo hormiguero de guerra, saben cuales son nuestras las plantas más apreciadas y saben matarlas con muy poca poda. Estuve en Misiones allá pr el 2000 y las radios no hablaban de otra cosa que la Homiga Soldado. pero todos los relatos eran donde pantan Pino Eiotis. Parece que no quierna plantasexóticas.

Firmar la paz

Lo más común es encontrarnos con una situación de guerra entre agricultor y hormiga. Lo primero escomprenderlas y estar dispuesto a convivir. Luego, falta saber cómo parar la guerra.

Las experiencias realizadas hasta ahora han sido diferentes maneras de practicar el “método de la ofrenda”. Les acercamos al hormiguero hojas de la planta que ellas podan, les acercamos alimento balanceado para gallinas o cáscaras de naranja.

Antes debemos estar seguros de que están en guerra. Porque si las vemos podando los pétalos de una rosa a pedido del rosal, o de acuerdo a pactos entre ellos, no significa que estén peleadas con el rosal o con nosotros. Si en tal caso les hacemos una ofrenda, las hormigas, que no están en guerra, no van a entender el motivo de nuestra rendición.

Si plantamos 4 árboles y los podan, y no estamos en guerra, debemos pensar que lo hicieron por algún motivo. Si uno de ellos muere, debe ser que con la podas se salvaron 3, o que lo plantamos donde no debía estar.

Hable con sus hormigas.

A un productor orgánico de Olmos, Pcia de Bs As, las hormigas lo tenían a mal traer. Toda clase de repelentes naturales y toda clase de maldades por parte de las hormigas, la producción seriamente afectada y cada vez peor. Un día, el productor desesperó, lloró, pateó el suelo y dijo: “¿por qué no se van a otro lado?”. Días después, le cuenta las maldades de las hormigas a un colega y salen a recorrer para observar, pero ese día no había daños ni hormigas. Otro día se acuerda y las busca por todo el campo y no hay. Finalmente las encuentra en unos matorrales, detrás de su casa, del otro lado de los cultivos. Se le ocurre una idea muy loca: “Me entendieron”

Nuestro horticultor no se toma esto en serio, pero se lo cuenta a un colega de Hudson, éste habla con las suyas y el resultado es diferente: en este caso los hormigueros siguen en su lugar pero las hormigas no tocan una sola hoja, al tiempo que comienzan las quejas de los productores vecinos por los daños que las hormigas producen del otro lado de la frontera. Parece que este agricultor no les dijo que se vayan. Eso me lo contó el productor de Hudson y le contesté. “Ahora te falta aprender a hablar con los vecinos”

Yo también

Yo también hablé con las hormigas en mi casa, pero éstas eran sordas. Estaban cavando los cimientos de mi casa. Les hablé varias veces y de distinta manera, sin resultado. Entonces a pesar de mí, les di arroz partido, que se lo llevaron y las liquidó en menos de un mes, y me quedé pensando que una casa ecológica debería tener sótanos para hormigas, me falta saber cómo deben ser construidos para que les resulten atractivos y los ocupen sin dañar la casa.

Años más tarde aprendí a comunicarme y lo hice con éxito. Las hormigas no entienden el significado de cada palabra pero sí el sentido de lo que uno quiere comunicar. Puedes hablar con hormigas de Ruso o en español y es lo mismo. pero no les puedes mentir en ningún idioma.

La pregunta que queda es ¿Como llamar la atención para que sepan que quiero hablar? Es sencillo: si es para que se muden se dan golpes con un palito en forma de semi corcheas en tiempo alegro, no más de 5 segundos. pero hay que esperair que planifiquen y comiencen la mudanza. Si es para un mensaje amistoso se golpea con la yema del dedo con ritmo andante y luego díle lo que quiera en cualquier idioma te van a entender. El mensaje puede ser “no dañen los simientos”

En una huerta de Tigre continente, tenían bancales con tablas y vi a las hormigas caminando sobre las tablas con toda confianza. Me contaron que habían podado a las pantas que más querían, unos repollos colorados que no se llaman repollo (no me acuerdo el nombre) pero solamenta la hoja de abajo como si puperan que esa hoja no las comemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *