Antiguamente no se trabajaba la tierra antes de sembrarla. La labranza comienza en Asia Menor, se extiende por el Mundo y se impone como si fuera la única forma posible de producir alimentos.

Dar vuelta la tierra es matarla, no vamos a explicar eso en este trabajo, pero créanlo hasta tanto desarrollemos el tema. La población crecía y se expandía y por donde pasaba la civilización iva quedando el desierto. El paraíso bíblico es Medio Oriente (Irak, Palestina, Líbano) hoy todo eso es desierto. Las regiones frías y templadas se salvaron por lo difícil de cultivar y por el descanso anual que daba la nieve. Hace 1.000 años, en las zonas tropicales y templadas del planeta solo había bosque. Algún autor dijo que hace 500 años, una ardilla podía viajar de Madrid a Roma sin bajar de los árboles. El cine miente cuando muestra escenas históricas sin la vegetación cerrada de los lugares en cuestión.

Cuando llegan los españoles a América, dicen que los indios son vagos porque no dan vuelta la tierra y que son ignorantes porque siembran todo mezclado. En América no había desertificación ni se conocía el hambre. Los europeos vieron que eso estaba mal e impusieron su forma de trabajo sin mirar los desiertos que dejaban atrás. Al despreciar la cultura y la tecnología local se perdió la gran oportunidad de descubrir América.

tierra

Las famosas y maravillosas tierras de las Californias hoy

La huerta clásica que hemos heredado consiste en limpiar el suelo de plantas, raíces y piedras. Luego dar vuelta la tierra, hacer los surcos, sembrar en la parte alta de ellos y regar inundando la parte baja. Se lucha permanentemente contra toda vegetación intrusa que aparezca y se usan venenos para eliminar insectos. La tierra está cada año más pobre y con ello es cada vez más difícil controlar plagas y enfermedades.

Algo muevo pero muy viejo

A principios del siglo XX aparece una nueva vertiente, menos cruel con la tierra. Un agrónomo inglés, llamado Sr Abert Howard viajó a la India para enseñar a producir al estilo europeo y vender productos ingleses. Puso una huerta experimental y su primera experiencia fue que las huertas vecinas lucían mejor que la suya y que los insectos le comían todo a él y no a los vecinos. Salió entonces a recorrer y aprender. De allí viene el compost, el mulching, la labranza vertical (se afloja la tierra sin darla vuelta) Allá descubre que en la tierra fértil las plantas desarrollan defensas propias contra plagas y enfermedades.

Sr Howard publica en 1940 su libro “Un testamento agrícola” En 1946, después de la Segunda Guerra Mundial se forma en Gran Bretaña la “Soil Associaton” para el desarrollo de una agricultura natural que tenga en cuenta la relación entre tierra, plantas, animales y el hombre. De ella derivan tres escuelas: la “Huerta Orgánica”, la “Huerta Biodinámica” y “Amigos del Suelo”:

Huerta Orgánica

Teóricos de la autosuficiancia encuentran en Howuard la forma de pasar todos sus sueños a la practica. Se destaca la literatura de John Seimour usada por las corrientes de pensamiento alternativo, artesanos y anti-sistema. En los años 70 aparecen en Argentina diversas corrientes orgánicas: SENECOS Protierra. Ecoagro. PAR (Programa de Autosuficiencia Regional) que se dedicaron a la práctica y docencia de la Huerta Orgánica. La OEA publicó unas cartillas muy didácticas destinadas a los programas de desarrollo de poblaciones pobres. Estas cartillas, corregidas y ampliadas, son las que se distribuyen en el Programa Pro-huerta.

Huerta Biodinámica

En los comienzos del siglo XX, el pensador austriaco Rudolf Steiner desarrolla mucho más que una técnica hortícola. Se trata de una filosofía a la cual llaman Antroposofía. Los propósitos eran la elaboración de una ciencia espiritual de la vida. Según Steiner, el universo está constituido por dos partes que se interpretan íntimamente, una comprende todo lo que es sensible a nuestros sentidos y percepciones corporales, y la otra alude a los fenómenos psíquicos.

Steiner, al expresar su punto de vista sobre la agricultura, la posiciona como la base de toda sociedad armoniosa. En su enfoque antroposófico de la agricultura  resalta la importancia del empleo de sustancias que puedan desempeñar un papel de biocatalizador, el riesgo en el  excesivo uso de fertilizantes químicos y la influencia de la Luna, los planetas y las constelaciones en el quehacer de la huerta. El movimiento biodinámico tiene adeptos en todo el Mundo pero principalmente en Alemania y otros países europeos. Los productos biodinámicos se comercializan internacionalmente con la marca Demeter.

Amigos de suelo

Con el nuevo paradigma de Howard aparece en Argentina la “Asociación Amigos del Suelo” fundada por el Ing. Agr. Jorge S. Molina mientras que en Brasil la Dra. Ana Primavesi orienta en esa dirección la actividad del Laboratorio de Análisis del Suelo de la Universidad Federal de Santa María.

Se publica “tranqueras Abiertas” del Ing. Molina, una valiosa recopilación de resultados exitosos en el campo argentino. Muchos de ellos con rendimientos no superados todavía por la agricultura clásica. Primavesi publica “Manejo Ecológico del Suelo” (El Ateneo) un manual de lectura atrapante con todo lo que se sabe sobre la vida en el suelo y su relación con las plantas y el entorno. En esta visión los hongos, insectos y gusanos del suelo se muestran cumpliendo con funciones importantísimas. Se muestra cómo controlar e incentivar la vida bajo el suelo.

Huerta Permacultural

Si bien la Permacultura nace aislada de todo, como intento de colonizar el desierto. Pronto tubo que incorporar el conocimiento vigente, pero visto de otra manera. Cuando se descubre que hay ecosistemas que producen solos. Los expertos (agrónomos, biólogos) no podían reproducirlos exitosamente, tuvieron que venir personas comunes, desprovistas de todo esquema previo, sin más recursos que la simple observación.

Las creencias que se oponen al aprendizaje de la permacultura son: mandatos hipnóticos como: “bicho-matar”, “las plantas compiten”, “no hay espacio para todos”, “hay que intervenir en todo”, “hay que arrasar al ecosistema existente para implantar otro ecosistema que no se sostiene solo”. Se aprende Permacultura observando cualquier tierra abandonada, allí se aporende que todo lo que el hombre considera error la Naturaleza lo hace. La agricultura orgánica respeta a la tierra y usa repelentes de insectos inofensivos para la salud humana, pero supone que el hombre tiene que seguir haciendo cosas, distintas a las que se hacen en la clásica pero seguir haciendo.

Comparemos:

Actividades Clásica Orgánicas Permacultural
limpieza A fondo A fondo Superficial
1ª Preparación Dar vuelta la tierra Labranza vertical Ninguna
Ubicación Surcos Tablón Tablón
Control de plagas Venenos Repelentes caseros Pactos con los bichos
Primera siembra Se siembra todo Se siembra todo Se siembra todo
Primera cosecha Se cosecha todo Se cosecha todo Se ínter siembra y se cosecha algo
2ª Preparación Dar vuelta la tierra Labranza vertical Ninguna
Siembra posterior Se siembra todo Se siembra todo Se va sembrando y cosechando
Cosecha posterior Se cosecha todo Se cosecha todo Se va sembrando y cosechado
Descanso Necesario siempre Después de varios años Ningún descaso
3ª Preparación Necesaria Necesaria Ninguna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *