En todo el Mundo se cree que el agua y la tierra se contaminan con caca, orina, basura orgánica y cadáveres, y no es así. La tierra y el agua tienen mecanismos de auto depuración que han funcionado a la perfección durante millones de años. Las cloacas de Buenos Aires se descargan en el río a la altura de Berazategui y a la altura de La Plata no hay indicio alguno de lo orgánico. Sí hay indicios de DDT que continúa su camino hasta la grasa de los pingüinos, y cada año hay más. El DDT no es bio degradable y el que va pasando por La plata ya le dio varias vueltas al Mundo. También le da vueltas al Mundo y se acumula el plomo, no hay plomo que no venga del arranque de los motores. Los motores deben tener arranque neumático. También desfilan por la costa de La Plata el detergente y la lavandina, estos también se acumulan y cada vez hay más. Pero tienen el agravante de que además destruyen los mecanismos de auto depuración de los sistemas formados por bacterias vivas.

No existe una bacteria que come caca y produce agua potable. Existen innumerables cadenas de bacterias especializadas en una sola operación. Una le agrega un oxígeno a la molécula a degradar, otra la divide, otra la despoja de un átomo de azufre, otra la vuelve a dividir, otra le come un carbono y así siguiendo. Ningún laboratorio del Mundo puede hacer lo que hacen las bacterias y mucho menos en cantidades planetarias. Si se extingue una de ellas se corta una cadena

¿alguna vez oyó decir que un litro de aceite contamina 1.000 litros de agua? Eso no fue siempre así, eso pasa porque se han cortado algunas de las cadenas que degradaban las grasas a causa de la extinción de bacterias como y Fascitis necronizate. Bibro bulnificus y otras. Por ese motivo se llenan los posos ciegos y también por eso hay que usar trampas de grasa y camiones atmostéricos. Ahora te venden la Fascitis necronizate junto con el bidón de cloro que la mata.

Las bacterias trabajan en equipo destruyendo grandes moléculas orgánicas tanto de un pétalo de rosa como de la peor inmundicia, Lo último que queda de la degradación son pequeñas moléculas inorgánicas, entre ellas están los nitratos, buenos para las plantas y malos para nosotros, estos son digeridos por una bacteria: Peudomona fluorescen que es eliminada por los detergentes. En los años 50 aparecieron el detergente y la lavandina y mil limpiadores más. Se vendían en botellas de vidrio de litro y a muy poca gente y esas botellas duraban meses. Hoy se venden en bidones y por millones en todo el Mundo. Cada vez hay menos de estas bacterias y menos agua potable. En la crisis del Virus Corona creo que se ha vendido más detergente y lavandina que en toda la historia. Lo que se viene es inédito y es posible que se corten otras cadenas y no sabemos si son recuperables.

Los nitratos en el agua potable, están admitidos hasta 10mg/l cuando pasan de los 20 el agua produce sequedad en la boca, descompostura de estomago y saciedad habiendo comido muy poco y a largo plazo son cancerígenos. Para sacarlos del agua hay cuatro maneras que están en nuestro libro en pdf LO QUE NADIE DICE DEL AGUA. https://permacultura.com.ar/producto/todo-sobre-el-agua/ Hay una de esas formas que puede aplicar cualquier persona. Cosiste en una reacción química: Poner agua en un tacho de 100 litros, agregar una tasa de vinagre de alcohol, revolver y probar, si el agua tiene un poco de sabor a vinagre le hemos puesto demasiado, si no lo tiene, agregar otra tasa, así hacemos la primera vez hasta saber cuanto vinagre hay que poner. El vinagre desaparecido, ha reaccionado con los nitratos formando CO2, Nitrógeno gaseoso y agua.

Lectura recomendada para esta psicosis por las bacterias https:BACTERIAS PARA LA SALUD //permacultura.com.ar/producto/bacterias-para-la-salud/

Difunda esta nota, especialmente por Facebook porque ahí tengo la letra prohibida.

Pin It on Pinterest

Share This