La Economía Petrolera

Siempre la economía sirvió para que los poderosos aumenten su poder. Antiguamente el hombre era sometido por medio del miedo: Si el agricultor no pagaba, le quemaban el campo y la casa. La situación era desigual: los pobres tenían alimentos, ropa, y los señores feudales nada más que la fuerza para quitárselos.

Actualmente la situación es a la inversa: el hombre común no tiene nada y las grandes empresas dan trabajo, alimentos, servicios, educación, diversión, transporte, oportunidades, etc. La satisfaccón de vivir ya no tiene que ver con valerse por sí mismo ni com sustentar una familia. Hoy todo lo que hay que aprender es a ganar y gastar dinero.

A esta situación se fue llegando de a poco mediante la sustitución de la producción local por la de gran escala.

Transporte

Una de las características del mercado actual consiste en que todo requiere mucho transporte: Hay que llevar materia prima desde muy lejos (cada vez más) a unas pocas empresas (cada vez menos) y luego repartir los productos por mercados cada vez más grandes. Esto implica un derroche creciente de energía por el gasto de combustible y por la energía y recursos necesarios para fabricar rutas y camiones, mantenerlos y reponerlos.

Materiales y alimentos

Otra característica de nuestra época es la sustitución de las materias primas tradicionales por derivados del petróleo. Así han sido reemplazados del mercado:

algodón cueros

lana yute

cáñamo lino

seda aceites vegetales

cola caucho

pieles látex

pelo corcho

vidrio papel

porcelana hojalata

ceras cerámicas

mármoles cristales

cartón maíz de guinea (escobas)

junco minerales

También han sido sustituidos:

pesticidas fertilizantes

espesantes colorantes

pinturas medicamentos

conservantes

Se está avanzando rápidamente para reemplazar la comida por plásticos de igual sabor y textura. Los jugos para disolver, las gaseosas, chocolates, caramelos y helados ya han sido sustituidos casi por completo y gran parte de la dieta diaria como lácteos, mayonesas, dulces y casi todos los sabores se reemplazan por esencias artificiales.

Si la ropa se hiciera con lana, sarga, algodón, seda o lino, cualquier pequeño productor podría ofrecer materia prima. Si se hace con poliéster hay que contar con una industria petroquímica. Lo mismo vale para maderas, metales etc.

La industria gastronómica como las otras, depende cada vez más de la petrolera. Los alimentos llevan cada vez más envase y rellenos plásticos, son cada vez más elaborados: una lata de arvejas, para llegar a la góndola requiere maquinaria agrícola, combustible, transporte, manufactura, envase, etc. Esto equivale a 1.700 calorías de petróleo, y el alimento contiene 700 Cal.

Ocupación

La economía petrolera sustituye el proyecto de decenas de millones de pequeños empresarios y deja sin trabajos a centenas de millones de personas. Entra en los mercados con precios muy bajos y una vez que destruye el sistema productivo de un determinado rubro, se adueña del mercado comenzando a subir los precios. Luego no tienen limite por la falta de competencia, porque la gente una vez habituada considera un atraso volver al producto anterior.

En el interior del país, los abuelos hacían dulces, ropa, herramientas, telas. Hoy los nietos no saben hacerlos y las maquina fueron destruidas por la intemperie y el progreso. Llegaron cosas muy baratas, luego subieron los precios y hoy la gente no puede fabricarlas ni comprarlas.

Precios

Las petroleras tienen un amplio margen de acción, porque todas ellas están subsidiadas por los gobiernos. Esto no es nuevo. Desde el comienzo provocaron guerras, cambiaron gobiernos, se abrieron paso a metralla y bombardeo. En la Argentina, un litro de nafta vale como un litro de gaseosa.

Concentración

El bajo precio del petróleo hace que sea posible la concentración económica que luego deriva en concentración del poder y dominación cultural. Hace posible la sustitución de productos y que muchos negocios que dependen del derroche de energía y recursos sean factibles.

Negocio y contaminación

La gran mayoría de la contaminación ambiental y la producción de desperdicios derivan de la actividad de petroleras y de sus clientes. Y el precio subsidiado establece la condición en que es buen negocio contaminar.

Que contaminar deje de ser negocio depende del precio del petróleo. Esto vale también para camiones que largan humo porque es barato el gas oil.

Hasta cuando?

La reserva mundial de petróleo está en 20 años desde hace mucho tempo, porque se explora hasta encontrar esa cantidad de petróleo. Pero este recurso no es eterno, es de esperar que se acabe en este siglo.

La pregunta es: Que se acaba primero, el petróleo o el aire. No hace falta que se acabe el aire para que termine la vida en el planeta, porque hay un punto de no-retorno donde la temperatura sigue creciendo aunque no quememos un fósforo.

Si el petróleo se acaba antes el problema ecológico quedaría resuelto definitivamente, pero la economía sería una hecatombe. La concentración económica resultaría insostenible, los grandes mercados se desintegrarían y el poder político sería dividido o repartido. Lo que hoy es una utopía mañana puede ser una realidad inevitable. Y lo que ahora vemos como lo único posible mañana puede ser una quimera.

Antonio Urdiales Cano

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.