Para qué hablar del problema si no vamos a mencionar la causa? Si decimos cual es la causa del cambio climático usted se va a sentir incómodo, va a pensar a alta velocidad la forma de desacreditar este trabajo, seguramente ya estará leyendo entre renglones para descubrir una palabra clave que le permita saber de qué hablamos y cómo desbaratarlo. La palabra es automóvil.

Pida a cualquier petrolera un detalle de las ventas y verá que el 60 % son las naftas. Súmele a eso la cantidad de automóviles a gasoil y a gas. Usted dirá que es imposible que la gente abandone la costumbre de usar automóvil. Pues sí, es imposible. De modo que el cambio climático continuará hasta el punto de no retorno. Después de ese punto la temperatura seguirá subiendo aunque nadie encienda un fósforo, ni respire siquiera.

Cualquier automóvil que se ofrece en hoy nuevo, tiene aproximadamente 100 HP y transporta 1,2 pasajero, aproximadamente 100 Kg. Esto es un Kg. por HP Un camión grande con acoplado lleva aprox. 40.000 Kg. con un poco menos de 400 HP Un tren con una locomotora de 1.000 HP arrastra aprox. 2.000 Tm.

Automóvil 1 HP = 1 Kg.
Camión 1 HP = 100 Kg.
Ferrocarril 1 HP = 2.000 Kg.

Hablemos de soluciones

Prohibir el uso del automóvil es una medida antipática e impracticable, aunque de eso dependa la vida. Prohibir la fabricación de automóviles provoca desocupación y crisis social, aunque ya no hay lugar donde ponerlos. Subir el precio de los combustibles provoca inflación, aunque en este siglo se acaba el petróleo (si no se acaba antes el aire) y poco antes los precios subirán a cifras impensadas.

Los combustibles alternativos sirven en pequeña escala. Para la foto. Si usamos biodiesel en un experimento está bien. Si pretendemos reemplaza el total del inmenso consumo actual, deberíamos cultivar la superficie de varios planetas como este, que ya no alcanza para la soja. Si usamos hidrógeno, hay que gastar un poco más de energía en producirlo que la que nos va a dar. El rendimiento de las pilas de hirógeno es de 16 % mientras que el motor a explosión de de 33 % de modo que con hidógeno dupicamos el consumo.

La energía nuclear genera impotencia, frigidez, esterilidad, cáncer y malformaciones genéticas, su efecto es acumulativo en todo el planeta y para que desaparezca tienen que pasar cientos de miles de años. La energía eólica es barata y eficaz, pero no alcanza para reemplazar el total de la producción de electricidad actual, que es otra locura.

Descartado todo esto nos queda una solución: Bajar los consumos. Por el lado del trasporte hay que hacer ferrocarriles urbanos, nacionales e internacionales, modernos. Lujoso y veloces a todas partes. En la llanura es 15 veces más barato un ferrocarril nuevo que una autopista nueva que lleve igual cantidad de carga y pasajeros. Si no se construyen ferrocarriles no es porque sean caros, es porque los que tienen poder de decisión andan en automóvil.

En la casa, el 60 % del consumo eléctrico es la heladera, un consumo inútil, se pueden conservar alimentos sin ella, eso lo vemos en nuestros cursos, la bebida fría es una necesidad creada, para algunas cosas se puede contar con una heladera mucho más pequeña, más aislada y con puerta arriba. www.permaculture.com.ar/casa-autosuficiente.html

La calefacción y aire acondicionado se reemplazan por arquitecturas pasivas que refrigeran y calefaccionan con el sol, también eso lo vemos en nuestros cursos. La orgía de luces de las autopistas es otro gasto inútil porque los automóviles tienen luces. La iluminación pública es excesiva y no ha terminado con el delito porque según se ve en los diarios, el delito no tiene horario.

Hoy hay luces como los LEDs que gasta muchísimo menos. Una PC gasta 350 W, una notebooks 15 W y se pueden hacer mucho más económicas. El consumo en la casa puede bajar 30 veces. El consumo público 100 veces y el transporté 2.000 veces. Eliminando así el efecto acumulativo del cambio climático.

Todos podemos negarnos a usar el auto por menos de 3 Km y poner la heladera al mínimo. Pero eso nada cambia. El cambio está en manos de los políticos. A ellos les decimos que este trabajo no propone que ellos anden en tren, propone que ellos sigan en auto pero con autopistas calles y estacionamientos deshabitados.

Hay dos temas a tratar con urgencia: El crecimiento demográfico y el automóvil. Las cumbres, conferencias, películas sobre Cambio Climático carecen de toda utilidad si no se habla de esto dos temas. Si no vamos a hablar del automóvil no hablemos más del cambio climático.

Antonio Urdiales Cano

4 Comments

  1. Alvaro

    ¿y si hablamos de alimentación?
    Dado que la primer fuente de contaminación y generación de gases de efecto invernadero es la producción de animales para consumo. No solo el metano que producen es 86 veces más invernadero que el CO2, sino que más del 80% de la deforestación se hace para criar animales o cultivar cereales para su consumo. Con ello se destruyen ecosistemas liberando grandes cantidades de CO2 a la atmósfera (más que todo el transporte) sino que dejan de absorber CO2, con lo que el efecto invernadero se multiplica. Si consideramos también la desertificación, la pérdida de nutrientes del suelo (que van a ríos y océanos junto con los pesticidas) y la menor retención hídrica que genera las inundaciones que cada vez vemos más; el transporte queda relegado bastante. Sobre todo viendo que hay cada vez más avances hacia vehículos eléctricos o híbridos, pero cada vez más consumo de carne y alimentos procesados por el crecimiento de china e india.

    Algunas fuentes de interés:
    http://www.lessmeatlessheat.org/facts/
    https://www.ecowatch.com/which-is-worse-for-the-planet-beef-or-cars-1919932136.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *