Ley de Bssura Cero para la CABA

PROYECTO DE LEY DE BASURA CERO PARA LA CABA.

VERDADERAMENTE CERO.

ANTONIO URDIALES CANO

DNI 18672515

permacultura.com.ar
info@permacultura.com.ar

Proyecto de ley de Basura Cero para la CABA.

Viendo que el problema de la basura en Buenos Aires ha llegado al límite y considerando que continuar con el mismo procedimiento es ya insostenible proponemos una solución que no consiste en mejorar nada de lo actual si no en otro procedimiento ajeno a nuestras costumbres. Esta no es una solución inmediata. Sí es una solución barata y definitiva. Es decir que puede ser practicada en Buenos Aires y en cualquier ciudad durante miles de años sin costo económico, sin gastar energía y sin causar problemas a los vecinos, a la ciudad ni a la provincia de Buenos Aires.

Sabemos que esta solución va a producir al principio rechazos en la Legislatura y en el Poder ejecutivo de la CABA por los siguientes motívos.

1. Por ser diferente a lo conocido en nuestra cultura, y lo que uno no conoce lo cree difícil.
2. Porque no da resultado de inmediato. Pero alguna vez hay de dejar de lado lo urgente para ocuparse de lo importante para que los problemas dejen de ser urgentes.
3. Porque da un poco de miedo enfrentarse a los interese que lucran con la basura y los envases. Pero la lucha está planteada entre ellos y la Provincia de Buenos Aires y los municipios. Además estos intereses pueden lucrar con las nuevas formas que aquí se proponen y si perder el dominio de los mercados.

Basura Orgánica Cero.

La idea:
Hay gente en Buenos Aires y en todo el mundo que no saca basura orgánica a la calle, no conoce el horario de los camiones recolectores ni le interesa saberlo, no se viste para sacar la basura todos los días. Se van de viaje sin sacar la basura y sin pensar en eso. No le importa si pasa o no pasa el camón. Ellos hacen desaparecer la basura orgánica en el patio, en la terraza, en el balcón, en el lavadero o adentro de la cocina misma. La técnica está explicada en http://permacultura.com.ar/soluciones/basura-organica Si todos los habitantes del Mundo hacen esto se acaba el problema de la basura para siempre y con costo cero.
Nuestra propuesta es hacer esto en casas, empresas, comercios y restaurantes.

Las dificultades.
Vamos a comenzar por las dificultades:
La gente que no está haciendo eso que llaman “compost”, lo va a tomar como un trabajo que se le agrega a su ya sobrecargada rutina diaria, rutina que además, no le deja tiempo para nada. Se va a imaginar a sí misma haciendo una tarea complicada y tediosa que no le deja tiempo para otras cosas que tanto valora. Además. La gente que no votó a este Gobierno (como yo( puede tomar a esto como una adhesión al partido gobernante sin ver que esto hay que hacerlo cualquiera sea el partido que esté.

Lo que proponemos lleva menos trabajo, menos tiempo y menos dinero que lo que hace actualmente cualquier vecino. Se elimina la tarea de comprar o conseguir bolsas. No hay que tener un lugar para guardar las bolsas de la basura. No hay que colocar la bolsa en el balde, ni cerrar la bolsa, ni atarla, ni sacarla a la calle, ni vestirse para ese fin, no estar atento a los horarios ni a las inclemencias del tiempo. Tan poco hay que preocuparse si no pasa el camión. Aquí no pretendemos agregar a su vida el verbo separar si no quitar de su vida en verbo juntar. La basura, propiamente dicha es la mezcla. Una botella plástica limpia no es basura, un puñado de yerba usada no es basura, cuando se juntan se convierten las dos en basura. Luego, separar es difícil y costoso. Haga el Gobierno de la CABA una convocatoria a los vecinos que ya hacen compost, y pregúnten si es mucho trabajo y si están dispuestos a volver a la bolsas de la basura. Por otra parte, si lo que aquí se propone fuera más trabajoso y caro, igual se justificaría su implementación porque la basura es un problema global y porque la CABA no tiene donde descargas sus desperdicios y aún, si solucionara el problema de la disposición final, no haría más que postergar por un tiempo la implementación de esta propuesta.

La implementación.
Si todos los vecinos cambian de un día par el otro, se soluciona en un día y para siempre el problema de la basura. Con nuestro plan esto puede tardar dos años o más. Si es que nadie encuentra una forma de hacerlo más rápido u otra forma que sea equivalente y más rápida. En tal caso cuenten con nuestro apoyo.

Con y sin máquina.
Vamos a implementar dos métodos. Uno se realizará con la ayuda de un aparato, un electrodoméstico que vamos a ponerle por nombre “Molino”. Este muele la basura orgánica y la mezcla con material seco (leñoso-celulósico( Este aparato tiene abajo un balde de 60 litros que se cambia por otro cuando está lleno. El contenido es parecido a la “resaca de río” húmeda y huele a tierra fértil, y carece de microorganismos patógenos. Contiene la misma fauna bacteriana que una maceta con tierra negra y buena. Si esto no huele mal, ya está resuelto en ese lugar el problema de la basura. Ya no importa si el camión falta a la cita por un día o una semana, es como tener una maceta más en casa, con la diferencia de que la tierra de la maceta no se achica y este material sí se va achicando, en una semana se reduce más de la mitad y en un mes más de tres cuartos, en un año queda un cinco por ciento de tierra pura y no se reduce más. Los baldes son propiedad del Gobierno de la CABA el cual va a comprar el contenido a un precio que sea conveniente para que el vecino quiera cambiar su método durante los dos años que dure la promoción. Ese material se apila en algún parque de la ciudad hasta que madure como tierra y luego se usa como fertilizante para parques y paseos o se vende a productores rurales.

El otro método.
Todo eso se puede hacer sin el molino. Los restos de cocina se cortan en la misma, de un tamaño no más grande que media cáscara de naranja, si se corta más chico mejor, se coloca en un balde, sin bolsa, de 10 o 20 litros con drenaje. Se va colocando en capas de basura seca y húmeda como se indica en http://permacultura.com.ar/soluciones/basura-organica Si se atienen a lo que dice el vídeo, jamás habrá líquido ni olor a podrido, Cuando se llena este balde se vacía en el contenedor de 60 litros de la CABA y cuando este se llena se llama al gobierno para que retire y compre el contenido.

La primera etapa.
Hay que contar en principio con voluntarios: mínimo 8 vecinos que viven en departamentos sin lavadero ni balcón, 8 vecinos con departamentos con balcón o lavadero, 8 que viven en casas, 8 verdulerías, 8 restaurantes y 8 bouffettes de fábricas. 8 escuelas primarias, 8 secundarias y 8 facultades. Hay que instruir a estos para pasen al sistema Basura Orgánica Cero.
De cada grupo, la mitad contarán con un “molino”, la otra mitad no. Los molinos para verdulería y restaurante serán más grande y con contenedores de 100 litros que además tendrán ruedas para facilitar su traslado.

Se formará un equipo de capacitadores. La cantidad de ellos será dos por cada voluntario. Los capacitadores llevarán los materiales necesarios. En la primer visita es capacitado el voluntario o mejor, el grupo familiar, el restaurante, o mejor todo el personal del mismo. Los primero 4 día serán visitados por los capacitadores, Luego contará con el asesoramiento del que retira los contenedores que es un formador y que seguramente no le va a resultar agradable manejar un compost mal hecho, con olor desagradable.

En el segundo mes se duplica el número de voluntarios y los capacitadores van de a uno. En el tercer mes los capacitadores abandonan esta tarea y se dedican a capacitar a instituciones de bien público, ecologistas, escuelas y ONG que lo soliciten. De más está decir que ya funciona el sistema de recolección y la compra del compost fresco. Mientras que los camiones de recolección de basura mal oliente continúa con un volumen decreciente. Una campaña publicitaria que avisará que cumplido el período de 24 meses de esta plan, ya no habrán camiones recolectores de residuos a menos que los vecinos se organicen y lo paguen y consigan donde descargar sus residuos.

A partir del cuarto mes continúan las tareas de capacitación e implementación del sistema hasta que la mitad de los vecinos lo practiquen. Cumplido en primer año tiene que haber más recolección de compost que de basura mal oliente. El Gobierno de debe resolver ahora los casos atípicos para que la implementación del este sistema llegue al último vecino.

Basura Plástica Cero

Basura Plástica cero.
La basura plástica no nace de necesidades humanas si no de necesidades comerciales. Es decir, de la necesidad de vender algún producto que no se vende o se vende poco sin propaganda y sin un envase llamativo. De modo que es más fácil de implementar porque los que pueden oponerse son poderosos pero pocos. Si se pudiera multiplicar la cantidad por la capacidad de presión veríamos que la resistencia de los vecinos comunes es varias veces mayor que la que pueden hacer todas las empresas que lucran con los envases. Por otro lado, esas mismas empresas pueden continuar con su negocio con solo cambiar de rubro, del mismo modo para los proveedores de estas. Por ejemplo, se puede pasar del tetrabrick a la botella o a la lata. Del envoltorio plástico al cartón. De la botella plástica a la de vidrio, y si es retornable mejor.

La idea.
Si cambia la naturaleza de los envases y envoltorios de un día para el otro, de un día para el otro tenemos resuelto el problema de la basura plástica y al día siguiente no hay camiones recolectores de ese material. De modo que el único escollo posible está en chocar con los intereses económicos. Estos podrán argumentar que la botella de vidrio es más cara y por su peso, el transporte el transporte es más costoso y si son retornables hay un viaje más. No hay un viaje más, porque los camiones salen llenos a más no poder cuando comienzan el reparto y pueden volver llenos a más no poder de envases vacíos. El argumento de que es más caro no alcanza para justificar la destrucción de Medio Ambiente. Y si, en el peor de los casos, el Gobierno de la CABA decidiera compensar el incremento de los costos, sería cifras irrisorias comparado con el sistema actual de Recolección y Disposición Final.

La transición.
Tendíamos que comenzar por lo más fácil.
1. Prohibir que se coma con material descartable como se hace ahora en restaurantes, comedores de comercios, bares y fábricas, kioscos, clubes, instituciones. Esto puede ser puesto en marcha de inmediato y con un plazo de quince días. Esto no tiene contraindicación alguna porque si en un bar dicen que no se puede, a pocos metros vamos a encontrar otro que sí puede y pudo siempre. Si un kiosco no tiene con qué lavar los pocillos no puede vender café. Pero luego, cuando esté adherido al reciclaje de Basura orgánica y cuente con un “molino” podrá usar vasos de cartón.
Plazo de aplicación total: 30 días.

2. Luego, prohibir la fabricación, tenencia y venta de esos materiales, platos, vasos cubiertos de plástico para que no se usen ni siquiera en las casas de familias.
Las fábricas y comercios tienen 30 días para cambiar del plástico al cartón. La mayoría de ellas trafican de los dos.

3. A partir de los 60 días vamos a las góndolas de alimentos. Se prohíbe toda venta de alimentos que no sea en vidrio, lata o cartón.

4. Noventa días más tarde se prohíbe la venta de agua, gaseosa, agua gasificada y agua saborizada en envase de plástico. Véase el tema que viene a continuación. “El agua en la CABA”.

5. Ciento ochenta día después

El agua en la CABA.
El agua corriente de Buenos Aires es perfectamente potable. Mediante la publicidad no han metido un chip en la cabeza que dice que esa agua es sospechosa y la que viene en botella plástica no. Por lo tanto. Tomamos agua envasada con toda confianza si saber que ambas tienen el mismo origen. El Río de la Plata. Si tanta cantidad de agua viniera de Mendoza o de Chascomús se observaría en las rutas siete y dos unas incesantes caravanas de camiones transportando agua embotellada o en camiones tanque. No es así. Sin embargo, aunque el origen de las aguas es el mismo, la de la red tiene olor y sabor a coloro y las embotelladas no. Eso se debe a que al agua de la red la desinfectan con compuestos clorados y a las embotelladas las desinfectan con ozono o luz ultravioleta. Luego, para que dure, al agua de la red le agregan un excedente de 6 ppm de cloro mientras que a las otras aguas las hacen tomar contacto con una pequeña chapa de plata. Este procedimiento llamado bacteriostasis mantiene al agua estéril por más tiempo que las 6 ppm de cloro.

Viendo y considerando que producir lo que laman agua mineral o mineralizada es más barato que producir lo que llaman agua de red. El gobierno de la CABA debe exigir a la o las empresas proveedoras de agua de red que entreguen agua exenta de cloro con igual calidad que el agua envasada de mayor calidad. Con esto se eliminan todas la botellas plásticas de agua mineral, mineralizada, efervescente y saborizadas que constituyen más de la mitad del volumen de basura plástica de la ciudad.

Basura Electrónica Cero.
Como dijimos. La basura se forma en el momento de juntar las partes. Es fácil y barato mezclar salvado con aserrín y es difícil y caro separarlos. Separar los materiales de un micro chip puede ser más caro que hacerlo. Pero lo que merece ser separado son los metales caros. Por eso, si conseguimos hacer desaparecer el resto de los materiales y quedarnos con los metales, ya tenemos resuelto el problema de la basura electrónica.

Lo que impide separar los metales caros de un chip es el material usado en el encapsulado y en las plaquetas, según creo, Epoxy. Este material es duro e indestructible para garantizar la duración de los chips. Una vez separado este material, cuando nos quedan los metales solos, es posible separarlos con antiguas técnicas, por diferencia del punto de fusión o de ebullición, de solidificación o de condensación.

Temperatura de fusión.
Si: 1683 ºK
Cu: 1357 ºK
Au: 1338 ºK
Ag: 12S0 ºK
Cd: 595 ºK

Nota: descomocemos cuales son los metales que forman parte de los componentes electeónicos. No dudamos de la presencia de silicio y cobre. Notas periodísticas hablan de oro y plata y el fondo de ojo de las antiguas cámaras de TV eran de cadmio, lo que nos hace pensar que hay cadmio en el fondo de ojo de las cámaras digitales. Si no hay exactitud en esta nota, será motivo para corregirla, no para descalificarla.

Aquí se trata de que los fabricantes de placas y chips reemplacen el material que están usando por otro material que sea quemable o desaparecible por medios químicos. Como ser. Así como hay plásticos que se forman por dos componentes ¿porqué no hacer plásticos que con un aditivo se vuelven líquido¿ O más fácil. Usar plásticos que se pueden quemar sin causar daños a la salud. Algunos de ellos son PEB, PEA, PP, PE, PU. Para que sean quemables las cápsulas tienen que ser de cualquier plástico que no tenga cloro, como es el caso del PVC, Formadeído (más conocido como Fórmica( o Teflon. Los capasitores deben tener un líquido que no sea el famoso PCB de los transformadores.

También las carcasas y teclados deben ser quemables o reducibles, es decir reciclable. La función del Gobierno de la CABA se reduce a prohibir la venta y tenencia de material electrónico que no sea reciclable a partir de un plazo de 24 meses de haber sido promulgad la ley y haberla publicado por todo el Mundo.

Los cables.
En Argentina, se usa PVC para la aislación eléctrica de los cables, Se sabe que la combustión de ellos genera dioxina, un gas que produce mutaciones genéticas, aborto espontáneo y tumores. Además la dioxina no es biodegradable y se va acumulando, y queda como fondo. Los que han viajado a EE UU, si tienen buen olfato les ha quedado el recuerdo de ese olor asociado con ese país. El olor de la dioxina está en la memoria de la mayoría de los argentinos. Si alguna vez olieron que alguien quemaba plástico, habrán sentido varios olores distintos, uno como hidrocarburo dulce: polietileno, otro como a pelo quemado: polipropileno. El olor de la dioxina es ese olor que daña las fosas nasales y los ojos, por leve que sea siempre produce ese efecto.

La mayoría de los incendios comienzan en el circuito eléctrico. Eso garantiza que los incendios sean contaminantes. En España está prohibido hace varias décadas este aislante para los cables, Allí usan polietileno y no hay noticias de que tengan problema alguno.

Esta ley prohíbe el uso de plásticos como PBC, formaldehído, Teflon y todo compuesto que tenga cloro en su composición. Se prohíbe en aparatos electrónicos, eléctricos, electrodomésticos, instalaciones en domicilios y fuerza motriz en todas las tensiones posibles.

ANTONIO URDIALES CANO
DNI. 18.672.515
permacultura.com.ar
info@permacultura.com.ar

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.