La solución para las altas cumbres.
El gobierno se está ocupando de recuperar la soberanía de Malvinas y en perder la soberanía de la cordillera. Los cortes de ruta contra la actividad minera están poniendo en peligro la soberanía de Canadá en la zona y el gobierno protege esa soberanía haciendo más ruido con el tema Malvinas.

No puedo creer que al gobierno le importe más la soberanía de las islas que la del continente nacional. Parece que lo único importante para el gobierno es cuidar los intereses de las empresas extranjeras y si tuvieran un tema más convocante que Malvinas lo usarían de inmediato.

Las empresas, los gobernadores y funcionarios nos mienten y eso no es porque sean mentirosos, lo hacen porque no tiene ni una verdad que justifique sus intereses. Ninguno de ellos puede pensar, decir o sentir nada que desacredite el negocio que defienden, de modo que no podemos tomar su palabra como verdad desinteresada. A mí ya me han convencido de que van a reducir a jalea millones de toneladas de roca con muy poca agua. Les falta convencerme de que el cianuro se puede comer, pero no duden de que están están trabajando en eso, Y de paso tienen uno menos que molesta.

Hay una solución que cuida los intereses de los lugareños, los trabajadores involucrados,los pro minería, los gobiernos locales, provinciales y nacional, la naturaleza, la salud de la población, las economías locales, el progreso económico regional y nacional y por sobre todo, la soberanía del Territorio Nacional. No cuida los intereses extranjeros porque no sabemos cómo hacerlo.

La propuesta:
Los contratos extranjeros deben finalizar. De eso no hay duda. Ya no se sostienen sin represión. Y para ello ya está la ley. Pero nuestra propuesta incluye que las minas sigan siendo explotadas por cooperativas locales. La velocidad de explotación no será la de los monstruos extranjeros del dinero, será una velocidad tal que la producción sea sustentable. Que no afecte la salud de las personas ni contamine el medio ambiente. Que no afecte los intereses de productores agrícolas, del turismo y otros intereses locales. La contaminación también también es cuestión de cantidad. El agua potable no causa problemas a la salud, sin embargo un tipo se ahogó en agua potable. Si solucionamos el problema de la cantidad queda todo resuelto.

Las cooperativas serían integradas en principio por los mismos empleados de las mineras y van a ganar cien veces más dinero que ahora. Las cooperativas deben contar con la capacitación y la supervisión del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos. Deben ser capaces de realizar el proceso completo para no exportar sin valor agregado. Deben pagar la totalidad de los impuestos municipales y el IVA, Luego, al exportar pagará retenciones en igual proporción que la soja. Por último, a la hora de vender, pagarán la mitad de lo que les queda al gobierno provincial.

Además.
En las escuelas primarias y secundarias de las zonas cordilleranas donde hay oro, deben enseñar el oficio de orfebre para que en el futuro la exportación de joyas sea un recurso más para la nación. Artesanos y orfefres comprarían oro al precio de las cooperativas mas IVA y al exportar debe haber un impuesto con un porcentaje tal que por una parte sea negocio el trabajo y por otra que eso no se convierta en contrabando de oro.

Los pasos a seguir.
1. Difundir esta idea.
2. Insistir mucho tiempo con ella para generar consenso (recuerde que cuando Bernerdo Neusthad comenzó con el tema de las privatizaciones no había consenso)
3. Tratar de llegar a políticos y funcionarios para instalar el tema.
4. Conseguir algún político o alguien del ambiente que sepa redactar este tema en forma de ley.
5. Instalar el tema en los consejos deliberantes para que ellos también impulsen la propuesta.
6. Presentar el proyecto de ley en los congresos provinciales y nacional.
7. Juntar firmas si hace falta.
8. Impulsar la ley que fue vetada por la presidente o poner en esta ley la reseción de los contratos actuales.
1. Impulsar la ley que podemos llamar “Ley de Soberanía Minera”

Antonio Urdiales Cano
info@permacultura.com.ar.
www.permacultura.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *