Electora

Promesa electoral para ganar las elecciones de 2015.La promesa es “Volver al modelo” Pero ¿Cuál Modelo? ¿El de las tasas chinas de 2001 al 2005, que comenzó antes que llegaran los Kitcner? ¿O eso que la presidente todavía llama “El Modelo”? Presentamos un modelo económico para sostener esta promesa.

1- Programa económico para las elecciones de 2015.

Antecedentes.

Argentina creció al 15% anual durarte casi 5 años y yo creo ser el único que entendió el motor de ese modelo. Paso a explicar.

El modelo de las tasas chinas consistía en lo siguiente:

·    Un dólar caro que fomentaba las exportaciones y la llegada de turismo, desalentaba las importaciones y el turismo en el exterior. Las barreras aduaneras no eran necesarias.

·    Mucho dinero en circulación. A tal punto que los comercios estaban llenos de gente.

·    Emisión monetaria para comprar divisas para que no bajen su precio y para acumular reservas. Se llegó a u$s 30.000 millones en 5 años.

Los Kitchers se atribuyen la autoría del “modelo” pero este estaba en marcha desde un año antes que ellos asumieran y no supieron nunca en qué consistía. Lo único que hicieron ellos fue desarmarlo para hacerle la guerra al Sector Agrario, con la creencia de que una puñalada de un solo costado del cuerpo no afectaba al resto.

En 2005 comenzó un viraje en el rumbo del gobierno, lo primero fue poner gente de la UCD en puestos claves de la economía y luego en el gobierno,, Esta gente comenzó a poner en práctica el Catecismo de Alzogaray que dice: “Es pecado el dólar caro, Es pecado emitir moneda, Es pecado subir sueldos” De a poco el Gobierno, dejó de comprar dólares, entregó la Cordillera a empresas canadiense, puso a Milani como jefe supremo de las Fuerzas Armadas. En 2010 otro viraje notable fue comenzar a vender dólares para que no suban, igual que en la Convertibilidad, otro fue poner en orden las deudas con el exterior para poder tomar créditos para vender dólares para que no suban, igual que en la Convertibilidad.

Dijo Cristina en 2010, “No voy a cambiar el Modelo”.

Propuesta.

Se propone un Plan Económico similar al Modelos de las Tasas Chinas: Alta liquidéz, emisión monetaria compra de dólares y tipo de cambio alto.

Para el sector agrario la política de los años 2016 y 17 será con los mismos impuestos y retenciones que ahora pero con un dólar caro, Se harán los cambios mínimos indispensables para recuperar el nivel de exportaciones del 2003 (con un dólar caro no hacen falta tanto). Las retenciones a la soja continúan pero el total de lo recaudado por las retenciones se gasta en tres temas:

·    Ferrocarril para todos los productores del país. Una estación de carga cada 100Km.

·    Hoy el flete del maíz en camión a 200 Km cuesta igual que el maíz. En tren puede costar 30 veces menos. Es más caro el flete de Salta a Rosario que el flete de Rosario a Rotterdam

·    Dragado de todos los ríos para minimizar los efectos de las inundaciones. De ser posible técnicamente, se va a procurar construir puertos para naves tipo Panamax en Azul y en Posadas. Se va a negociar con Chile un puerto en norte de ese país para salir con las exportaciones del Noroeste argentino por ferrocarril.

·    Se va a reflotar la empresa Elma con barcos hechos en el País. Cosa que nos permita bajar los precios de nuestras exportaciones en todo el Mundo.

Para el sector agrario la política de los años 2018 y 19 no sabemos cómo va a ser. Pero va a ser consensuada entre el gobierno y los sectores agrarios y regida por otro un conjunto de leyes que no se puedan modificar por decreto ni por otras leyes sino por otro conjunto de leyes que debe ser aprobado por unanimidad.

2- La Economía federal.

En Argentina un Kg de manzana cuesta $1,20 en origen, transportarla a Buenos Aires cuesta $2.50 y en las góndolas está a $25.00. Quedan $1,20 en Río Negro y $ 23,80 en Buenos Aires y en transporte. En Río Negro todo se compra más caro que en Buenos Aires. Todos los productos del país pasan por Buenos Aires o son manejados por intereses de Buenos Aires. En la City porteña el dinero viaja en camión de un banco a otro. Si el país es un cuerpo vivo y el dinero la sangre, en nuestro sistema la sangre circula por adentro del corazón sin pasar por los músculos y los órganos vitales.

Es posible crear una Economía Federal montada sobre los ferrocarriles para poner la manzana en cualquier estación de tren del país a $1.20 + $0,24 de ganancia + $0,05 ó 0,15 de flete. En cada estación habrá un supermercado mayorista y minorista a donde acuden compradores con changuito y comerciantes con camión, y también entran camiones para venderle al ferrocarril productos locales. La venta al por menor tendrá un recargo del 30% para no competir con el comercio local. Esto revive las economías regionales por tres razones:

·    Da salida a los productos locales del pueblito más pequeño y reactiva la producción que alguna vez tuvo.

·    Baja el costo de vida de la región. El productor le vende al ferrocarril al mismo precio que al Mercado Central, pero todos sus costos bajan 10 veces.

·    Revierte la ecuación de intercambio del lugar. Ahora entra más dinero al pueblo que lo que sale de él, y el dinero que entra vale 10 veces más. Se acelera el intercambio de vienes y servicios produciendo en la región ese fenómeno que llaman Riqueza.

No es conveniente para ningún gobierno llevar la Economía Federal a las grandes ciudades, porque eso es enfrentarse al Gremio de Camioneros y a poderosos intereses nacionales y extranjeros capaces de quebrar a cualquier gobierno. La Economía Federal nacerá como una red comercial entre pequeños pueblos alejados de las capitales. Luego se va alargando y ensanchando hasta llegar a 200Km de las grandes ciudades. Luego, esta red funcionará muchos años sin crecer en superficie pero sí en riqueza, hasta que exista un consenso y una presión tan grande que este, u otro gobierno no pueda hacer otra cosa que dejarla llegar a las capitales.

La Economía Federal tiene barcos de cabotaje que visitan todos los puertos del Sur, y eventualmente Punta Arenas y Malvinas. Son Shopings flotantes mayoristas y minoristas Esta es la única manera de bajar costos en la Patagonia y Tierra del fuego e integrándolos así a la Economía federal. En Ushuaia habrá chocolate de Bariloche, artesanías Tobas, vinos de alta gama, ropa de La Salada, calzados ferretería, librería y otras cosas a precios que hoy no pueden ni soñar. Habrá dos cruceros de gran lujo y tamaño que además serán compradores de productos locales para la red de trenes y barcos. Esta rede será también importadora desde el principio y pondrá esos productos en cualquier pueblito a precios internacionales para el comercio local y con un recargo del 30 % al por menor.

No es mal negocio que estos barcos atraquen en Malvinas. Las islas dejaron de ser argentinas en día en que Menéndez firmó la rendición, a menos que la rendición diga otra cosa. La única esperanza de que alguna vez lo sean es que los argentinos nos ganemos el corazón de los isleños. Eso puede llevar muchos años o siglos, depende de los valores de los argentinos y cómo los tratemos. En 100 años, la mitad de los isleños vivirán en Argentina si aquí pueden estudiar, trabajar y atenderse en los hospitales, y la mitad de los habitantes de las islas serán argentinos. En pocos años YPF puede volver a abrir su Planta de Almacenje y venta de combustibles. Nuestro crucero puede llevar automóviles con volante a la derecha fabricados en Argentina.

3- La Republica Federal.

Argentina declaró su independencia en julio de 1915 en Concepción del Uruguay con verdaderos patriotas, con un proyecto americanista, bolivariano y sanmartiniano. Los delincuentes del Puerto de Buenos Aires se pusieron furiosos: ¡Nos van a reglamentar y poner impuestos! ¡Va a defender a nuestras víctimas!. Entonces se juntaron con sus cómplices del interior y declararon la Independencia en Tucumán. Desde entonces tenemos un país corrupto, una economía centralizada.

Una vez que la Economía Federal abarque a todo el país, sería buena idea declarar la Independencia de la Republica Federal el mismo día de la Primera Independencia. El acto central en Concepción del Uruguay con la presencia de representantes del Uruguay.

_________________________________________

_________________________________________

_________________________________________

Biodiesel: una nueva esperanza

El biodiesel se hace con aceite vegetal. Para producirlo hay que cultivar vegetales, de ese modo se forma un ciclo, porque los gases de emisión van al campo para convertirse en planta y de ahí a combustible cerrando así un ciclo que se puede repetir eternamente. Si se acaba el petróleo en este siglo, habrá que recurrir a él.

Esta idea es maravillosa pero hay un problema que no está puesto en discusión. Es la magnitud de la plantación necesaria para tal cantidad de combustible. La superficie cultivable del planeta ya no alcanza para alimentación, y para reemplazar todo el gasoil que se está usando se necesita una superficie varias veces mayor. Luego hay que cocinarlo con soda cáustica. Para producir la gran cantidad de soda cáustica que se está usando, se gasta gran cantidad de energía eléctrica y se produce enorme cantidad de gas cloro como desperdicio.

El problema de fondo es cultural, es el abuso del transporte. Alimentos, ropa, materiales de construcción, productos y materias primas viajan en promedio varios miles de Km. antes de ser consumidos y se acostumbra a usar el automóvil para ir a comprarlos y también para viajes de quinientos metros. Los gobiernos no presentan un modelo económico de bajo consumo, eso lo van a pensar cuando sea tarde. No tienen una Política Nacional de Transporte. Tampoco promueven el desarrollo de productos de bajo consumo ni de tecnologías de producción más económicas. En este contexto el biodiesel, más que una solución es un balde de agua en el mar.

Dígale no al Biodiesel

La industria se ha volcado decididamente a un solo tipo de motor: el motor a pistón de combustión interna. Este tiene un rendimiento del 35%. Del combustible que gasta un motor, 35% va por el eje en forma de trabajo y el 65% restante se va por el caño de escape y por el radiador en forma de calor. El motor de ciclo a vapor tiene un rendimiento que supera el 90%. Van a decir que los motores a vapor son antiguos y muy pesados. Pues bien, los de combustión interna también eran así pero evolucionaron. Hoy una turbina de vapor  de 200 HP  es más chica que un vaso de wisky; la caldera, puede ser más pequeña que un motor de Fiat 600 y el condensador es algo de dos metros cúbicos. Falta resolver el tamaño del condensador. Una solución puede ser subir la presión mínima del ciclo o usar otro fluido que no sea el agua. También se puede refrigerar con placas Peltier, lo cual carga la batería y una vez cargada mueve un motor eléctrico que colabora con el motor a vapor aumentando así el rendimiento del sistema.

Usando el ciclo de vapor no hace falta refinar el aceite vegetal para convertirlo en biodiesel. Más aún, no hace falta separar el aceite. A la planta que habíamos sembrado para hacer biodiesel, la podemos quemar entera molida, transformada en polvo, en barras o pastillas, con un rendimiento del 90% y aprovechado las calorías del total de sus componentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *