La Paz en Medio Oriente

Una aplicación del pensamiento permcaultural aplicable a todas las naciones. El pueblo israelí se quedó corto Toda utopía soñada por mucha gente termina haciéndose realidad. El pueblo hebreo soñó por muchos años llegar a tener su tierra y la tuvo. Vio que su seguridad era precaria y soñó con la seguridad de las armas. Como todo sueño se hace realidad, la seguridad de las armas llegó, aquí está, esto es la seguridad de las armas. Usted dirá que esta es precaria, pues sí: la seguridad de las armas es así, insegura. La energía de las armas vuelve para ambos lados, la diferencia armamentistica y tecnológica produce a largo plazo crecimiento armamentistico y tecnológico del otro lado. El miedo hizo actuar con violencia y la violencia provocó temor y odio del otro lado, a tal punto que aparecieron organizaciones cuyo objetivo es la desaparición del Estado de Israel. El pueblo israelí no entiende cómo pudo engendrarse semejante cosa, no ve el retorno de su violencia. Hay una seguridad mucho más grande (más segura) que es la seguridad de la paz. En este estado de seguridad, cualquier día, a cualquier judío israelí ortodoxo se le antoja ir a Teherán o a Damasco por turismo o radicación, lo puede hacer sin temor alguno y puede mandar a sus hijos a la escuela sin problemas. Para llegar a este estado de paz, habría que haber hecho otras cosas. Primero, preguntar a los vecinos qué tipo de Israel les gustaría, qué relación les agradaría qué negocios les convendrían. También los hebreos deberían haberse preguntado qué quieren de los vecinos, cual sería la relación ideal con ellos. Hoy es tarde. La seguridad de la paz no llega con la victoria militar ni con la tregua. Si le preguntamos hoy a los enemigos de Israel qué es lo que quieren dirán: – matar a todos- que desaparezca ese estado- Aún cuando se les pregunte aclarando –si Israel no los atacara- dirían lo mismo. Los caminos para Medio Oriente son dos: Uno es convivir eternamente con el miedo y el odio de ambos lados y que el día del juicio final el tema esté sobre la mesa para vergüenza de Dios. El otro camino es comenzar a soñar la utopía de una paz verdadera. Darle sonido, movimiento, color a ese mundo ideal, hacer literatura, chistes, películas, hablar del tema. Comunicarse con “los malos” preguntarles qué cosa puede hacer Israel para que se acabe su miedo y luego su odio, enseñarles a preguntar y a sonar la paz. Toda realidad buena o mala fue antes utopía. No hay garantía de que la utopía de hoy sea realidad mañana, pero sí es seguro que si hoy no está, mañana no será. Pueblos de Medio Oriente comiencen a soñar con la seguridad verdadera, con la paz. Bien vale la pena por largo que sea el camino. La única condición es no quedarse corto otra vez.

La Matrix

Antes los esclavos eran los trabajadores y los mantenían cautivos por medio del miedo. Ahora los esclavos son los consumidores y los mantienen cautivos con la publicidad. En la Matrix se trabaja por la fuerza, no por gusto ni vocación. A los reos de esa cárcel les inculcan necesidades que no necesitan y luego se las incrementan hasta convertirlas en “artículos de primera necesidad”. Los internos de la Matrix se pasan la vida trabajando en temas que no son de su interés a cambio de dinero para comprar lo que le han dicho que necesitan y para cumplir con las metas que ella misma les pone. El premio y el castigo suceden a dentro de la Matrix. El castigo es el trabajo para lograr el premio, y el premio es un producto o servicio de la Matrix. Pero no es para tanto. No lo tome así. Porque la Matrix da vacaciones para que usted pueda ir y dedicarse a hacer todo lo que le han dicho que le gusta.                              El sistema capitalista se mete como intermediario entre el hombre y su trabajo, se lo quita y luego se lo cobra. Carl Marx. A los reos de La Matrix les comen el corazón y el cerebro y los convierten en consumidores compulsivos a control remoto. A la Matrix se ingresa desde niño. La puerta es el kiosco y la ceremonia de ingreso consiste en llorar ahí. De esa manera, el niño manifiesta su rendición corporal y espiritual a la Matrix. Toda su vida va a llorar de alguna manera por ese mismo motivo. Luego, en la escuela primaria lo van a entrenar para dedicar su vida a hacer cosas que nada tienen que ver con sus anhelos y aspiraciones, ni siquiera con su curiosidad. Que además deben ser aburridas, repetitivas y complicadas. Esto es para que nada en su vida brille más que la belleza de los cero kilómetros, los artefactos, el pasto corto y las etiquetas La Matrix cuenta con un formidable sistema de programación de almas. No solo la publicidad pagada. Todos somos agentes promotores de la Matrix mostrando la indumentaria, ostentando con el automóvil, bebiendo pintura en botella plástica a la vista de otros. Toda nuestra conducta es un sketch publicitario y la conducta de los que nos rodean también. El Mundo en que vivimos es un campo de adoctrinamiento. Todos hemos venido al Mundo para algo. Los motivos son muy diversos, unos vienen para tener hijos y nietos y para ser útiles a ellos y a los tataranietos. Otros han venido para innovar en el arte, oficio, profesión, comercio, religión, ciencia, literatura. Los más abundantes son los que han venido por razones que están lejos del alcance de nuestra comprensión, de la comprensión de las ciencias, de la historia y de la propia Matrix. Muchos de ellos, y de nosotros pasamos por la vida sin llegar a saber para qué vinimos. Las señales de muestra misión son tenues y es difícil diferenciarlas del ruido interior. Pero saberlo es suficiente para la vida (si quieres saberlo). La Matrix es como una religión. Mirar los productos de las vidrieras es la misa y pensar en ellos es la oración. Los templos son los shopings y la peregrinación a los lugares sagrados son las vacaciones. Los devotos de este culto son fanáticos fundamentalistas, no son capaces de salir de un comercio sin bolsa plástica alguna. Son culpables de 95% del Cambio Climático y del 100% de las 6 Islas de Basura de los 5 océanos. Usted lector me va a decir que la culpa es de las empresas contaminantes … [Read more…]

Solución para Botnia

Antecedente Más allá de que contamine o no contamine, Uruguay no ha cumplido con un acuerdo bilateral. Ningún vecino puede usar una medianera sin un acuerdo firmado por el otro. El lugar elegido para la planta es inadecuado por una sola razón: Porque los vecinos de Gualeguaichú no quieren verla ahí. y tienen derecho. Distinto sería si los gobiernos de Argentina y Uruguay hubieran acordado previamente. En tal caso los vecinos del lugar deberían callar y castigar a su gobierno con votos. El emplazamiento de Botnia es un atentado contra la Soberanía Argentina. La situación Si el tribunal de La Haya dictamina que la planta debe parar y ser transportada a otro lugar quedaría todo resuelto. Si no es así, debemos encontrar una salida posible de realizar, que moleste a Uruguay aunque sea un poco, que no genere antipatía a viajeros y turistas, y que no desgaste a la gente militante y que se pueda sostener en el tiempo. Propuesta Una ley que obligue a colocar un cartel caminero en cada ingreso a Uruguay que diga “Uruguay no cumple con lo que firma” El mismo cartel va en el dintel de las puertas embarque de buques y aviones de todo el país. Además de no firmar nada con ese país a menos que arregle esto a satisfacción de los argentinos, y especialmente, los vecinos de Gualeguaichú. Los mismos asambleístas puede colocar los carteles Antonio Urdiales Cano

Israel se equivoca.

No acuso a Irael de crímenes, no lo acuso de cobardía ante seres indefensos. Yo lo acuso de incompetente. De una política exterior que va en contra del Estado de Israel y de todo el pueblo judio del mundo. Los militares de Israel se creen que saben de guerra y sin embargo no saben que: 1. Ganar una batalla no es ganar la guerra. 2. Ganar todas las batallas no es ganar la guerra. 3. Muchas batallas ganadas pueden llevar a una gran derrota. 4. Las guerras no se ganan en el campo de batalla. 5. Las guerras se ganan en el corazón del pueblo enemigo. 6. Las guerras se ganan primero en el corazón propio. 7. Al enemigo no hay que subestimarlo. De “El Arte de la Guerra” Sun Tzu. 8. Si Israel admite que sus enemigos son seres humanos se va a dar cuenta de que sus enemigos aprenden y trasmutan. Y son cada vez más capaces. 9. Si Israel admite que sus enemigos tienen dignidad va a entender que todo el odio contra Israel ha sido creado por Israel. 10. También va a entender que todo el odio a los palestinos en el rebote del odio creado por Israel. 11. Si Israel entiende esto se va desear encontrar otro camino. 12. Si Israel se da cuenta de que los israelíes también son humanos se van a creer capaces de encontrarlo. 13. Si Israel no entiende lo dicho aquí busque un estratega que lo lleve a una paz duradera. De esa que se sostiene sin la ayuda de las armas. Si un estado y un ejército actúa llevado por los sentimientos es un estado y un ejército incompetente. Eso, a largo plazo se está pagando. De eso los estoy acusando. De incompetentes.